Son una mezcla de sustancias diseñadas para ser aplicadas sobre la planta, semillas o raíces con el objetivo de estimular los procesos biológicos de los cultivos.