La materia orgánica proviene de antiguos restos de organismos vivos. El humus es el componente principal de la materia orgánica del suelo, que contribuyen a la calidad biológica y físico-química de los terrenos de cultivo.